sábado, 7 de noviembre de 2020

pudiera actuar en las primeras cuatro fechas ligueras.

Lionel Messi en el banquillo de suplentes. Por primera vez desde que Ronald Koeman dirige al Barcelona el crack argentino, que había completado los nueve primeros partidos oficiales de la temporada, quedó fuera del once titular, decidiendo el entrenador holandés concederle un descanso inesperado, atendiendo a la trascendencia del partido ante el Betis. El entrenador holandés solamente puso en el equipo titular a un fichaje de la temporada, Pedri, mientras Trincao, Dest y Pjanic quedaron también en el banquillo de suplentes, apostando Koeman por un once compuesto por Ter Stegen (que se estrenará en la Liga), Sergi Roberto, Piqué, Lenglet y Jordi Alba en la zaga, Busquets y De Jong como doble pivote, Dembélé, Pedri y Griezmann en la línea de tres y Ansu Fati delante, entendiéndose que Griezmann será el mediapunta por detrás de Ansu, un puesto habitualmente reservado para Messi y en el que, se supone, más cómodo se siente el internacional francés. La última vez que Messi partió desde la suplencia fue en la quinta jornada liguera del pasado ejercicio, cuando el Barcelona perdió el 21 de septiembre de 2019 en Los Cármenes frente al Granada, encuentro que el conjunto azulgrana perdió por 2-0. La situación personal del capitán era, sin embargo, distinta puesto que en aquella ocasión (entró en el campo al comienzo de la segunda mitad en lugar de Junior Firpo perdiendo ya el Barça por 1-0) Leo regresaba al equipo después de haberse perdido el comienzo de curso por una lesión que le mantuvo un mes y medio alejado de los campos y provocó que no pudiera actuar en las primeras cuatro fechas ligueras. Fue el segundo encuentro consecutivo que entró desde el banquillo, habiéndose estrenado en la temporada en Dortmund, frente al Borussia y jugando la última media hora en lugar de Ansu Fati en la primera jornada de la fase de grupos de la Champions de la temporada, partido que acabó con empate sin goles. Jugando siempre con Quique Setién, con Valverde había actuado como suplente en esos dos encuentros en la temporada 2019-20, en un total de siete lo hizo en la anterior, la 2018-19, y en otros seis en la 2017-18. Para encontrar un partido completo de Messi en el banquillo habría que trasladarse al 29 de enero de 2014, en partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey en que el Barça goleó al Levante en el Camp Nou por 5-1 y Gerardo Martino, entrenador del equipo azulgrana en la temporada 2013-14, no lo sacó del banco en los 90 minutos.